Como para presumir tu libertad…

libre

.
.
.

Llegas cada dos o tres días,
como para presumir tu libertad.
(…)
Y dejas que tus pobres letras
acaricien mis sentidos
-como cortando lento-
-como hiriendo lento-
para averiguar cínicamente
si es que aún encuentras
entre mis torpes textos
un triste TE QUIERO.

***

Llegas cada dos o tres días,
como para presumir tu libertad.

¡Me cuestionas!
¡Me confundes!
Apenas y sonríes
y luego te vas…

.
.
.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s