¿Qué buscábamos? Nadie lo supo…

aquella-noche
.
.
.
Aquella noche decidimos tomar el camino equivocado.
¿Qué buscábamos? Nadie lo supo…
Y aunque tú me viste primero, fui yo quien se lanzó a ti.
Como seguro de que la necesidad era más fuerte que tu miedos.

No, fue tu respuesta y con aquella respuesta pasaron los días…
Y con el paso de días una tarde llegamos a casa.
Nos tocamos y al segundo tu ropa cubría, en el suelo, nuestras sombras.

Luego nos besamos, nos besamos tanto, tanto, que nos faltaron labios.

Ya de regreso…
Quise hablarte, pero el silencio en tus ojos parecía decirlo todo…
El sol se ocultaba y mientras conducía a 80 kilómetros por hora
una canción gritaba que había sido escrita para nosotros.
.

.

.

 

EMIGRANTE LIBRE DE PECADO

locura-2222

.
.
.
Cada vez que despierto,
no hallo frontera alguna en este corazón.

Y es que mis sueños, por ti,
son emigrantes libres de pecado…
Enloquecidos por tu sonrisa que es canto,
llama encendida de esta emoción
que no es más emoción.

Porque tu existencia es realidad en mi locura
¿y tus canciones?
Tus canciones, credo eterno de la razón.

No imaginaba que esta amistad que no existe
sea tan fuerte, tan limpia, tan pura…

Frágil tu mirada y sordas estas palabras aliadas a ti,
que me dejan indefenso ante la guerra del más infantil sueño.

¿Cómo robar un segundo de tu aliento?
¡Dime cómo!
Si la distancia me odia y de ti me aleja.

Me resignaré a ser sombra, mas no desistiré…
Porque lo que siento por ti no lo sienten las rocas.

Tú sé la misma… Rocío dulce en el campo,
destello de los astros más lejanos.
Cubre con tu mirar de ángel todo el espacio,
anda y ve que por ti la vida se ha creado.

Lo amado es libre si el sentimiento es puro,
lo triste es querer sin decir a quién.
.
.
.